GuidePedia

0

En las ventas hay momentos en los que es muy difícil tratar con personas totalmente contentas, ocurre cuando una oferta ha finalizado o también cuando existen problemas para reponer algo, cuando un proveedor no ha podido servirte. Muchas veces, el problema de entregas tiene que ver con las maquinarias, algo que el cliente puede no entender.

Utilizar la paciencia, la amabilidad y la psicología, siempre es un buen método para poder decirle a ese cliente lo que deseas, ¡que únicamente merece el mejor servicio y producto, y que pronto será recompensado!

Por ejemplo, podrás donarle bonos para las próximas compras así como algún producto gratis. Estos pequeños detalles funcionan muy bien y te ayudarán a tener a todos tus clientes de tu lado cuando ocurra algún pequeño imprevisto que no tenga que ver con tu talento y buen hacer. Como ves, siempre hay que tener algún truco entre tus costumbres cotidianas.


Publicar un comentario

 
Top